USOS Y ABUSOS DEL CANNABIS SATIVA

Manoli Navarro Cativiela, trabajadora social 18/02/2014 999

El Cannabis Sativa es la planta a partir de la cual se extrae la marihuana y el hachís, entre otros muchos derivados. Es una droga ilegal y que en la actualidad genera mucha controversia entre la población, sobre todo entre los adolescentes. El principal componente psicoactivo de la plante es el THC, el tetrahidrocannabinol.

La planta se ha utilizado en la farmacopea y medicina tradicional como tratamiento para el dolor, las convulsiones, falta de apetito, etc., por parte de diversas civilizaciones antiguas. Pero ya los médicos de entonces prevenían contra las dosis elevadas que llevaban a ver demonios y a comunicarse con los espíritus.

En la Roma clásica, Plinio el Viejo menciona que se podía utilizar el cannabis como analgésico pero que su consumo excesivo podía causar impotencia. Algunos de los últimos avances en la historia del cannabis para uso terapéutico están en relación con el tratamiento de las náuseas y el sida. Muchos pacientes han buscado esta sustancia para aliviar su sufrimiento.

Al inicio de los años 60 la popularidad del cannabis creció de manera espectacular. El cannabis se introduce de una forma masiva entre la juventud y se asocia a actitudes contestatarias, aparece una nueva filosofía del consumo de drogas y el cannabis pasa a utilizarse con fines recreativos y de entretenimiento para la juventud.En España el consumo de esta sustancia a lo largo de los años sigue incrementándose entre los escolares.

En la actualidad nos encontramos con una población cada vez más joven que, amparándose en el uso terapéutico de la marihuana, realiza un abuso y presenta problemas graves a nivel orgánico y psíquico. Contrariamente a lo que muchos adolescentes opinan el humo del cigarrillo de cannabis contiene prácticamente los mismos componentes cancerígenos que el tabaco. Pero además, y dependiendo de la personalidad y la genética individual, el uso del cannabis puede llegar a desencadenar problemas muy graves a nivel mental, como por ejemplo, una disminución de la iniciativa personal y afectar muy seriamente en el rendimiento laboral o escolar; es lo que denominamos Síndrome Amotivacion que consiste en un estado de pasividad e indiferencia caracterizado por apatía, frustración pérdida de eficacia al desarrollar trabajos, falta de concentración, etc.

Se ha observado que en consumos prolongados se pueden desencadenar trastornos psicóticos, que el inicio de la sintomatología es lento y progresivo, gradualmente la persona se vuelve más suspicaz y desconfiado llegando a mostrarse hostil, se pueden presentar alucinaciones auditivas y visuales, junto con otras síntomas psicóticos como inserción del pensamiento.

El conjunto de manifestaciones y complicaciones que puede llegar a desencadenar un consumo prolongado de cannabis hace que no podamos banalizar o menospreciar las consecuencias de esta droga y sobre todo cuando cada vez la edad de inicio es más temprana y las consecuencias mucho más drásticas.

Autor: root

Compartir esta entrada en