¿Por qué la planta de marihuana no es un medicamento aprobado por la FDA?

La FDA requiere que se lleven a cabo estudios minuciosos en un gran número de pacientes (cientos de miles) para evaluar con precisión los beneficios y riesgos de un potencial medicamento. Hasta el momento, no se han realizado suficientes ensayos clínicos a gran escala que muestren que los beneficios de la planta de marihuana (en contraposición con los componentes cannabinoides específicos) son mayores que sus riesgos para aquellos pacientes con los síntomas que tiene la intención de tratar.

Los problemas de seguridad conocidos de la marihuana incluyen el deterioro de la memoria a corto plazo, la alteración del juicio y la toma de decisiones, efectos en el estado de ánimo como ansiedad grave (paranoia) o incluso psicosis (pérdida de contacto con la realidad), en especial después de la exposición a dosis altas. La marihuana también reduce significativamente la coordinación motora y retrasa el tiempo de reacción, lo que hace que sea muy peligroso consumirla antes de conducir un automóvil. Además, a pesar de que todavía no sabemos si fumar marihuana contribuye al riesgo de contraer cáncer de pulmón, puede causar o empeorar otros problemas respiratorios como la bronquitis o tos crónica.

Cada vez existen más pruebas de que la marihuana puede ser especialmente perjudicial para los jóvenes: puede provocar un deterioro a largo plazo, o incluso permanente, de la capacidad cognitiva y la inteligencia cuando se consume regularmente durante la adolescencia, ya que en este período el cerebro todavía está en desarrollo. También existe cierta evidencia de que el consumo de marihuana durante el embarazo podría estar asociado con problemas neurológicos en los bebés y con un rendimiento escolar deficiente cuando crecen.

Otra preocupación en cuanto a la seguridad radica en que, contrariamente a la creencia común, la marihuana puede ser adictiva: alrededor del 9% de las personas que prueban la marihuana se convertirá en adictos.  El número se eleva a aproximadamente 1 de cada 6 entre las personas que empiezan a fumar marihuana en la adolescencia, y es de entre un 25% y un 50% entre los usuarios que la consumen a diario.

¿Las personas con problemas de salud son más vulnerables a los riesgos de la marihuana? El uso medicinal regular de la marihuana es un fenómeno relativamente nuevo, y por eso sus efectos sobre las personas que están débiles o vulnerables a causa de la enfermedad siguen siendo relativamente desconocidos. Es posible que las personas que sufren de enfermedades como el cáncer o el SIDA puedan ser más vulnerables a diversos efectos adversos de la droga. Es preciso seguir investigando para determinar si este es el caso.

Autor: root

Compartir esta entrada en

2 Comentarios

  1. Lo malo de fusilar noticias es que acabas haciendo propaganda prohibicionista.
    Estas son las razones pq las que no esta aprobada?
    Verguenza de desinformacion.

  2. Hola amigo,tan solo informo de articulos publicados en la red

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *